Saltar a contenido principal
Descubrir

Conoce el origen del día de San Valentín

Conoce el origen del día de San Valentín
Cecilia Toro
Escritora y Experta1 día hace
Ver perfil de Cecilia Toro

¿Cómo surgió el día de San Valentín?

Se acerca la fecha más romántica del año y muchas personas ya han empezado a hacer planes para el Día de San Valentín, también conocido como Día de los Enamorados. Ocupados en pensar cómo celebrar y qué regalar en San Valentín, pocas veces nos preguntamos por qué celebramos esta fecha. Es una pena, ya que la historia es bastante curiosa.

¿Quién era San Valentín?

La Iglesia Católica reconoce 12 santos con el nombre de San Valentín. Los dos más conocidos son Valentino di Terni y Valentino di Roma y sus historias se confunden muy a menudo. Y, para hacerlo aún más confuso, ambos santos se celebran el mismo día.

El día de San Valentín que celebramos hoy se asocia más a San Valentín de Terni, pero hay varias historias asociadas a la fecha, que a veces mencionan a San Valentín de Roma.

La historia de San Valentín

La historia más famosa comienza con un filósofo griego llamado Crato. Estaba desesperado por encontrar una cura para su hijo, que padecía una enfermedad debilitante que le impedía mover siquiera un músculo. Ni siquiera los mejores médicos pudieron ayudar y Crato ya no sabía qué hacer. Un día, oyó hablar de un obispo de Terni llamado Valentín que había curado a otra persona de la misma enfermedad. Llamó a Valentín a Roma y le ofreció riquezas para curar a su hijo. Pero al obispo sólo le interesaba una cosa: a cambio de la curación del joven, Crato debía convertirse al cristianismo.

No hay que olvidar que Crato era filósofo, por lo que le hizo varias preguntas teológicas a Valentín hasta que finalmente aceptó la propuesta. Valentín rezó sobre el joven durante toda una noche y al día siguiente el hijo de Crato se curó. El joven, que antes no podía ni mover la lengua, corrió a abrazar a su padre.

Ante el milagro, toda la familia se convirtió. Es más, Crato acabó influyendo en sus alumnos para que también se convirtieran. Esto irritó mucho al Senado, que decidió encarcelar y ejecutar a Valentín en Roma. Sus restos habrían sido enterrados en la vía Flamina, hasta que tres alumnos de Crato los habrían llevado de vuelta a Terni.

Otra historia dice que el emperador Claudio II se encontraba fascinado e intrigado por la fuerza de la fe de un sacerdote romano llamado Valentín. Así que lo dejó al cuidado de un miembro de la nobleza que tenía la misión de discutir con Valentín hasta que rompiera su fe. Este noble tenía una hija que no podía ver y Valentín curó la ceguera de la joven rezando. Esto hizo que toda la familia se convirtiera. Poco después, Valentín enfureció al emperador al intentar convertirlo también. Así, fue condenado a la muerte y enterrado en la vía Flamina.

Las versiones más románticas de la historia cuentan que, mientras estaba en prisión y esperaba su muerte, el padre Valentín escribió una carta a la hija del noble, firmándola "de su Valentín".

San Valentín y la Edad Media

Como puedes ver, las dos historias son muy similares. Por eso, muchos creen que, de hecho, ¡estos dos valentines habrían sido la misma persona!

Además de estas dos historias, también existe una leyenda más romántica que apareció en la Edad Media. En esta historia, el emperador prohibió la práctica del matrimonio, creyendo que los hombres solteros eran mejores soldados. Al parecer, Valentín celebraba ceremonias matrimoniales secretas y, cuando fue descubierto, fue condenado a la muerte. En la cárcel, se dice que se enamoró de la hija de uno de los guardias. La joven era ciega y Valentín le devolvió la vista. En esta historia, la carta firmada "de tu Valentín" habría sido para ella.

¿Por qué celebramos el Día de San Valentín?

Hay mucha confusión sobre la identidad y la historia de San Valentín. La versión más romántica de la historia es precisamente la que tiene menos base histórica. Entonces, ¿por qué celebramos la fecha?

La celebración fue instituida por el Papa Gelasio I en el siglo V, coincidiendo con una antigua celebración pagana llamada Lupercalia. Esta celebración duró tres días (del 13 al 15 de febrero) e incluyó varios rituales de purificación que implicaban desnudez y sacrificios de animales. Aunque pagana, era celebrada por muchos cristianos de la época. El Papa estaba en contra de la celebración, pero no hay pruebas de que realmente la prohibiera. Aun así, la práctica perdió relevancia y acabó siendo dejada de lado.

La nueva celebración fue difundida por toda la Europa cristiana durante la Edad Media por la orden benedictina, que mantuvo la iglesia de San Valentín en Terni. La difusión de la mencionada leyenda y los ideales del amor cortés han contribuido en gran medida a la percepción moderna y romántica del Día de San Valentín.

Pero lo más importante es disfrutar del día de San Valentín con la persona que amas.

Cecilia Toro
Escritora y Experta
Ver perfil de Cecilia Toro
Desde muy pequeña, solía pasar horas con mi madre preguntándole por sus productos de belleza, de cuidado de la piel y del cabello. Siempre curiosa, a lo largo de los años quise probar muchos productos o descubrir los que mejor iban con mi piel. Desarrollé un gran amor por el cuidado de la piel, ya que siempre he tenido una piel muy sensible y tenía que prestar mucha atención a lo que usaba. Ahora mi pasión es contarles los trucos que me han ayudado a mantener una piel sana. Igual, les comparto consejos sobre productos naturales y sostenibles que son excelentes para las pieles sensibles (¡y aún mejores para el planeta!). Con tiempo y paciencia, verás que conseguir una piel radiante es fácil. Todos podemos sacar a relucir nuestra belleza natural, y más aún cuando encontramos esas marcas o productos que nos hacen sentir bien.
lfint