Saltar a contenido principal
Consejos

Rutina facial de mañana: paso a paso.

Rutina facial de mañana: paso a paso.
Vidina Hernandez
Escritora y Experta2 meses hace
Ver perfil de Vidina Hernandez

El cuidado facial diario nos protege del sol y otros factores ambientales como el polvo, la contaminación  y los cambios de temperatura. Los beneficios de un cuidado matutino no se limitan a la protección de factores externos y la lucha contra los radicales libres, sino que también es una excelente preparación de la piel para una aplicación impecable del maquillaje.

Por la mañana, muchos de nosotros generalmente vamos con prisa para llegar a tiempo al trabajo o a una reunión, llevar a los niños a la escuela, o para quedar con alguien para desayunar y no llegar tarde a nuestra primera cita en un siglo y muchas veces nos saltamos la rutina de mañana o simplemente añadimos un poco de colorete y rímel y fuera.

Como nosotras también vamos siempre tarde, hemos querido hacer una rutina facial de mañana que sea simple, rápida y que os ayude a parecer frescas y guapas desde bien temprano.

Para preparar esta rutina, hemos recurrido a grandes expertos que nos dieron buenos consejos sobre el cuidado de la piel: Alexia Medlock y Emma Craythorn. Alexia es la Gerente Nacional de Marca de la mundialmente famosa marca Bioderma en el Reino Unido. Emma es dermatóloga consultora y cirujana láser. Además, también es la principal especialista en cáncer de piel en Guys Cancer Center y en el Departamento de Dermatología y Cirugía Láser del Instituto de Dermatología de St. John.

Estos son los pasos de una rutina de mañana perfecta para cuidarnos la piel:

  1. Identifica tu tipo de piel
  2. Limpieza de la piel
  3. Sérums antioxidantes
  4. Hidrata tu piel
  5. Protección solar

Paso 1: identifica tu tipo de piel

Es muy importante utilizar productos para el cuidado de la piel diseñados para su tipo. El lema de la Dra. Emma Creythorn es "Mi piel no es tu piel y tu piel no es la de otra persona", lo que enfatiza aún más que todos son diferentes y la piel de cada uno de nosotros puede comportarse de manera diferente. Hay que comprender y determinar qué es lo adecuado para cada uno de nosotros.

“La mayoría de nosotros no tenemos ni idea de qué tipo de piel tenemos, y un estudio de hace unos 15 años lo confirmó, mostrando que la mayoría de los que se identificaron como de piel grasa no lo eran y tenían la piel seca. La clave para un cuidado perfecto de la piel es asegurarse de estar usando los productos adecuados para tu piel y el problema que tengas y satisfacer así las necesidades para una salud óptima ".

Si no sabes qué tipo de piel tienes ni el problema que puede tener tu piel, o si estás interesada en conocer más sobre los diferentes tipos, te recomendamos que realices nuestro test para descubrir tu tipo de piel y cómo cuidarla. Aquí podrás comprender qué tipo de piel tienes: normal, mixta, grasa, seca o sensible, y sacar ciertas conclusiones por ti misma.

Paso 2: limpieza de la piel

Comienza tu rutina facial matutina limpiándote la piel. Nuestros expertos recomiendan realizar una doble limpieza de la piel por la mañana y por la noche si tienes tiempo para hacerlo. La limpieza doble es un método en el que se utiliza un limpiador a base de aceite y un limpiador a base de agua para eliminar los residuos de maquillaje y el exceso de suciedad y aceite de la cara, tanto de día como de noche.

Cuando se trata de elegir un limpiador, recomendamos elegir uno que esté formulado con ingredientes humectantes para mantener la piel hidratada durante todo el día. Busca ingredientes  como la glicerina, los ceramidas o ácido hialurónico. Todos estos ingredientes ayudan lograr una tez radiante y vibrante.

Según el tipo de piel que tengamos, es importante conocer el tipo de limpiador que necesitamos: como regla general, los limpiadores grasos son los mejores para los tipos de piel seca, los limpiadores en crema son los mejores para todos los tipos de piel y los limpiadores en espuma son los mejores para la piel grasa.

"Para la piel grasa y la piel que usa mucho protector solar, etc., es mejor usar un limpiador en espuma o un limpiador con ácido salicílico para asegurar una buena limpieza de los poros".

Paso 3: sérums antioxidantes

Los antioxidantes como la vitamina C no es solo una vitamina que te ayuda a prevenir enfermedades, también son excelentes para tu piel. Desde proteger contra el daño ambiental y de los rayos UV hasta iluminar una tez apagada, los sérums antioxidantes pueden ofrecer beneficios en dosis hiperconcentradas.

Te ayudan a calmar la inflamación celular provocada por el estrés oxidativo y los radicales libres. A medida que envejecemos, es más probable que perdamos nuestro suministro de antioxidantes que pueden evitar las líneas finas y las arrugas, además de ayudarte a combatir el fotoenvejecimiento y los estragos que la contaminación hacen en la piel.

Paso 4: hidratación del rostro

La hidratación es un paso importante en tu rutina de mañana. No solo hidrata, suaviza y protege la piel del envejecimiento prematuro, sino que también ayuda a crear un hermoso brillo. Nuestros expertos aconsejan elegir cremas hidratantes que contengan ácido hialurónico, ceramidas o vaselina.

"La idea es reconstruir la barrera de la piel para proteger el mundo interior del exterior, lo que significa que la piel no se secará tan rápido. Esto también significa que las cosas que pueden irritar la piel son menos capaces de hacerlo. Para muchas de las necesidades de la piel, la hidratación es la clave para el reequilibrio ".

Paso 5: protección solar, ¡siempre!

Es muy, muy, muy importante aplicar crema facial protectora desde muy temprano, 15 minutos antes de salir e incluso si está en interiores, para proteger su piel de los efectos nocivos de los rayos UVA y UVB y los factores ambientales agresivos que pueden causar envejecimiento prematuro. , y también provocan cáncer de piel. Recuerda que si trabajas desde casa, el ordenador o incluso la luz que entra por la ventana afecta igualmente tu piel…incluso si está nublado, ponte protección solar. Si es posible, los expertos también aconsejan renovar la crema en la piel expuesta cada dos o tres horas.

La Dra. Emma Craythorn dice: “Me gusta llamarlo el escudo de radiación, porque no es solo el sol lo que nos afecta, el problema está siempre y en todas partes: en los días lluviosos y nublados. Especialmente si quieres cuidar tu piel, entonces es importante recordar que tanto el UVB como  UVA pasa a través de las ventanas. Las personas con piel oscura también tiene que prestar atención a las cremas protectoras y tienen que usar cremas que no solo tengan filtros UVA y UVB, sino también óxido de hierro ".

Esperamos que estos consejos le hayan resultado útiles, especialmente si está buscando una rutina matutina de cuidado de la piel rápida, simple pero efectiva.

Vidina Hernandez
Escritora y Experta
Ver perfil de Vidina Hernandez
lfint